¡Apártense!

¡Apártanse!, porque mi vida, fugaz ante los ojos de la existencia e insignificante ante quienes la desconocen, es lo único que en verdad me ha pertenecido desde el alfa…y quizás hasta el omega.

Este corto lapso es lo único que tengo, es demasiado valioso como para desperdiciarlo siendo lo que todos quieren que yo sea.


About this entry