Usted

Usted, es una gota de plata que cae sobre los restos de mi espíritu en un desierto baldío y moribundo.

Usted, es una llama blanca de vida que se enciende en lo más profundo de mi micro-cosmos.

Usted, es un trago amargo de aire puro ante cuya esencia me rindo, me derrito…

Usted, penetra mi alma con sus ojos nebulosos, desmitifica la hilvanada de mi orgullo, destroza con cuidado mis escudos…

Usted es un nuevo credo, la resurrección de una fe muerta.

Usted es el fantasma del tiempo, y una extraña moraleja.

Usted es una sonrisa, una mirada y un suspiro,

un cántico a la muerte de la muerte,

y un grito asesino a las heridas del destino.

Usted es un baúl vacío, y también un abrazo impío.

Usted es un beso que quema, y deja su huella sobre mi espíritu.

Usted es una cruzada…mentiras forzadas…y mi mejor verdad.

Usted es un gesto de valentía, y un ser lleno de beldad.

Usted, es simplemente, a quien yo quiero,

y también es un ser tan perfecto, que lo siento irreal…

Usted es más de lo que yo habría esperado…

y es por eso,

que tiene el poder de hacerme creer

en cosas que hace mucho tiempo,

había olvidado.

Un saludo, un abrazo, un beso apasionado, palabras puras, tiempo delirante…ojos transparentes, un recuerdo, una historia…un futuro…una llave, la persona que me gusta…usted es eso, el ser que quiero.

Santiago Restrepo Castillo


About this entry