Y es así…

…A veces lo lógico es lo más difícil…

A veces simplemente no comprendes la razón por la que haces las cosas, no comprendes el tamaño ni el valor de tus decisiones, te arriesgas a salir herido por estar confundido, y te sumerges en un profundo pozo sin salida, un profundo pozo por cuya saliente no se asoman ni el Sol ni la Luna…

A veces recuerdas en un silencio traumático cómo aquella persona hizo tanto por ti, recuerdas las veces que sacrificó hasta su vitalidad solo por verte, y te sientes como un idiota al no haber sido capaz de valorar debidamente esos detalles…”La peor persona del universo, eres una mierda”…¿Y luego qué?

Miedo, miedo a ver cómo se desmorona ante tus propios ojos el más hermoso, majestuoso y magistral palacio que hayas construido jamás (en todas tus vidas)…, aunque pensándolo bien, no era un palacio, era una fortaleza, una fortaleza que lo soportaba TODO, una fortaleza que ni se inmutaba aunque en su exterior hubieran mil tormentas jovianas…

Un fuego cualquiera…no es nada comparado con la luz del Sol…¡qué va!, ¡cuál Sol!, ¡Betelguese!, ¡era la puta luz de Betelguese!…Nada de pobres cenizas que tratan de nacer a partir de palitos humedos…pobreza.

No comprendes ni cómo llegaste hasta este punto, no entiendes qué sucedió, cuál fue el error…O quizás sí lo sabes, pero tienes miedo de admitirlo…TÚ, tú fuiste el único error, egoísta, malagradecido, indiferente, egocéntrico y soberbio…, ninguna de esas características es precisamente la mejor para mantener a tu lado a alguien que ya hace parte de ti.

Las horas pasan y pienso que han sido eones.

No hay segundo en el que no pase por mi mente una imagen de tantas que formamos.

El miedo al olvido crece y crece.

El miedo a herirte crece y crece.

El miedo a que no puedas volver a confiar crece y crece.

Crecen el tiempo, la distancia y el dolor…

Mientras tanto, la alegría se esfuma.

Autómata, humano ser en existencia por inercia.

Solo sé…que tomar decisiones duele, y que no quiero crecer, quiero ser un jodido niño por siempre, quiero no preocuparme por nada y ser feliz…O mejor aún, irme de este mundo (contigo, si aceptas) y ser feliz…Especialmente eso, SER FELIZ…

¡NO!, ¿qué te pasa?, yo, yo, yo…¡YA BASTA!

Yo quiero que seas feliz.

Punto.

Nota: Esta también me llega…

http://www.youtube.com/watch?v=q2448qaaQWA&feature=fvsr

Santiago Restrepo Castillo


About this entry