Pensamiento esporádico no. 1

Y aunque a veces todo parezca ir de mal en peor,

sea difícil encontrar suficientes razones para sonreír,

el cansancio del día a día se presente sin previo aviso,

se sienta la soledad quemando el alma,

el silencio protegiendo la verdad,

la indiferencia reiterando el egoísmo y la maldad…

No puedo hacer otra cosa que repetir lo que tanto me he acostumbrado a querer creer:

No importa qué tan densa sea la tormenta, nunca será eterna, y algún día la luz del Sol se encontrará bañando nuevos recuerdos de felicidad…

Mientras tanto, deja que el mar de tu cuerpo bañe el desierto de tu rostro, no pienses en “no sufrir”, pues debe suceder…después de todo…humano ser…

Solo tú tienes la culpa de tus errores

Santiago Restrepo Castillo


About this entry