Ojos de Sangre

This one

Cansado de caminar en las tinieblas,

tanteando rastros de luz,

algún rito de compasión.

Las dunas son densas y oscuras,

el sonido de la desesperación es claro,

se sienten en el aire los tambores de la desolación,

el perverso vaivén de un bajo resonante,

la maldición de los desdichados.

Camina a través de valles habitados por arpías

arpías que se alimentan del dolor

y se enaltecen en el egoísmo.

Su sangre hierve, su piel se quema,

su voz se corta, sus pies no tocan el suelo,

sus ojos sangran.

Ojos de sangre, para ver la verdad que el inconsciente le oculta.

Ojos de sangre para comprender lo que nadie desea.

Ojos de sangre, para salir bien librado del reino en el que su cuerpo ha caído.

Santiago Restrepo Castillo


About this entry