Refrán japonés

Aquellos que soportan los vientos y las nevadas sin decir nada, también florecen de esa forma.


About this entry